CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

Adaptación Productiva ante el cambio climático

  • image
  • Hace 14 semanas

Cada vez los efectos del cambio climático son más frecuentes, severos y ocasionan más daño, afectando a los medios de producción de las familias. En esta ocasión me voy a referirme a ese tema, al de las familias productoras de las áreas rurales.

Es importante comprender que, es vital para las y los productores rurales, contar con lluvias oportunas, fuentes de agua con suficiente cantidad de agua para riego y consumo de sus animales, terrenos fértiles y disponibilidad de recursos para una producción normal de alimentos tanto para su consumo como para la venta, y de ahí, contar con ingresos para garantizar los gastos de la familia en lo que se refiere a educación, salud, producción, entre otras cosas.

Sin embargo, los efectos del cambio climático no permiten garantizar un ciclo de producción normal, el cual se ve seriamente afectado y más aún cuando esos efectos se manifiestan recurrentemente y con mayor incidencia que en años anteriores.

En general, en los últimos años y durante la presente gestión, los efectos del cambio climático han sido y continúan siendo muy severos, en Bolivia este año el periodo de sequía está extendiéndose mucho más que en años anteriores, ¿Qué implica eso? Lamentablemente implica que la producción de alimentos se ve mermada y disminuida sustancialmente, tanto para la alimentación de las propias familias productoras, como para la oferta en los mercados principalmente citadinos.

Estas disminuciones de producción y oferta de alimentos en los mercados implican además variación de precios, costos mayores en los principales productos de la canasta familiar en los mercados y si sumamos la caída del poder adquisitivo de los salarios, lamentablemente estamos hablando de una situación crítica de las familias que dependen de la venta de su producción, como de las familias consumidoras porque ya no pueden adquirir en los mismos niveles de meses pasados.

Entonces, la adaptación productiva a los efectos del cambio climático implica una cadena de efectos que no solo se localizan en el eslabón productivo, sino que se extienden hasta los otros eslabones llegando a afectar también a los consumidores finales.

¿Qué hacemos frente a esta situación?, lamentablemente no hay mucho que hacer, tampoco pretendamos que a situación puede resolverse con ayuda humanitaria, si bien existe dicha ayuda y puede ser una forma de mitigar los efectos en la vida diaria de algunas familias, esa ayuda nunca será suficiente, puede ser importante, pero nunca suficiente, la necesidad siempre es de mayor magnitud. La ayuda de emergencia sirve precisamente para esa etapa, es decir durante la emergencia, pero, ¿qué pasa después en la post emergencia? ¿Habrá recursos para una post emergencia? o ¿para apoyar procesos de recuperación y rehabilitación?

La respuesta es sencillamente NO, no se cuenta, no hay ni habrá recursos suficientes para los efectos causados por el cambio climático en las familias de productores.

¿Qué hacemos entonces? ¿conformarnos, apoyarnos, solicitar apoyo y ayuda humanitaria, estamos en condiciones de solo esperar ayuda?, personalmente creo que no debemos ser tan pasivos, me refiero a todos, a las autoridades (nacionales, departamentales y locales, técnicos, productores y productoras)

En cuanto a las consecuencias del cambio climático, por ejemplo, de una sequía prolongada es la muerte del ganado, la falta de agua para riego de los cultivos, falta de agua para consumo tanto de las personas como del ganado, pero lo peor son los incendios forestales, la pérdida de biodiversidad y especies silvestres, afectación de los acuíferos y áreas de recarga hídrica, es decir las consecuencias no son solamente temporales, pueden convertirse en situaciones permanentes o al menos de largo plazo, permítanme …“dudar”… de los incendios provocados, no entiendo cómo pueden haber personas que lo produzcan intencionalmente, entonces no solo estamos hablando del cambio climático, sino que también estamos hablando de delitos y más aún si son provocados, donde estamos…… es inconcebible.

En resumen, ¿estaremos en condiciones de pensar solo en una adaptación productiva a los efectos del cambio climático? Si resulta que solo es un eslabón de una cadena de efectos que van más allá de solo la adaptabilidad productiva, posiblemente sea la etapa más fácil de resolver si se cuenta con los recursos suficientes, tal vez apoyar la preparación y prevención contra los efectos del cambio climático, por ejemplo, invertir en cosecha y almacenamiento de agua para garantizar el riego de los cultivos y por consiguiente la producción agrícola, o almacenar agua para el consumo de los animales, desarrollar sistemas de protección contra las granizadas, algunas alternativas para el control de heladas, apoyar procesos de producción agroecológica, orgánica, etc., es decir, trabajar en “prevención y adaptación” antes que en atención de emergencias y/o desastres naturales.

Finalmente, rescatar y reconocer que los conocimientos ancestrales de la población en las comunidades rurales, principalmente indígenas, sobre adaptación a ciertos efectos del cambio climático, habían sido nomas de cierta manera eficientes en relación a las tecnologías modernas que se pretende implementar en la actualidad, ¿porque no rescatar dichas prácticas? Muchas gracias.

Raúl Fernando Espinoza Trujillo

Coordinador General de Desarrollo Territorial

Fundación ACLO – Dirección General