CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

Arce se queja por el precio “descomunal” de los combustibles y las filas vuelven

  • image
  • Hace 13 semanas

Las filas en los surtidores para conseguir combustibles se observa en las principales ciudades del país. El presidente Luis Arce se quejó de que el precio que se paga por la importación de estos productos “es descomunal”.

Para los expertos, las palabras de Arce revelan que la subvención de los hidrocarburos es insostenible. Aseguraron que el país entró en una grave crisis energética.

Datos de la consultora especializada Gas Energy Latin America (GELA) proyectan que, este año, la importación de combustible llegará a 2.400 millones de dólares, pero las exportaciones de gas sólo alcanzarán los 2.000 millones, lo que significa un déficit de 400 millones.

“El país tiene un déficit estructural, que ya se veía venir hace 10 años, eso se debe a la fallida política exploratoria. YPFB se ha quedado sin flujo y ahora esa responsabilidad ha sido transmitida al TGN que debe sacar los dólares para la compra de ese combustible. Entonces, estamos ante una crisis energética estructural”, dijo el director de GELA, Álvaro Ríos.

Arce afirmó que mantendrá la política de proteger el poder adquisitivo de la población y aseguró que el alto costo de importación de combustibles será contrarrestado con la inauguración de dos plantas de biodiésel: una en Santa Cruz y otra en El Alto.

El analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, explicó que para el Gobierno nacional la subvención de los hidrocarburos se ha vuelto insostenible debido a la falta de recursos.

Aseguró que la solución a la crisis de hidrocarburos está en la subvención diferenciada. Añadió que el  uso del agrocombustible no solucionará el problema y será sólo un “parche”, pues este debe mezclarse con combustibles fósiles.

“El tema de la subvención es cada vez más complejo. El Gobierno no tiene divisas y es cada vez más difícil sostener el costo de la compra y subvención del combustible. La subvención debería mantenerse sólo para el transporte público”, dijo.

El Gobierno, a través de YPFB, adquiere el litro de combustible a unos 10 bolivianos en el extranjero (pero en dólares), y lo vende a unos 3,70 bolivianos en el país.

En este contexto de falta de recursos y escasez de diésel y gasolina, los conductores volvieron a expresar quejas y pedir explicaciones al Ejecutivo. Desde la ANH, se indicó que las filas que se presentan se debe a la especulación y el temor de la población.

Velásquez destacó que la subvención es una “olla de presión” difícil de contener en el corto plazo.

YPFB perfila más materia prima

La estatal YPFB perfila ampliar la materia prima para la obtención de agrocombustibles, informó el ejecutivo de la empresa pública Armin Dorgathen, en un boletín.

“También estamos ampliando no solamente tener etanol a partir de la caña de azúcar, de un solo cultivo, sino ampliar al sorgo, el maíz”, dijo Dorgathen.

Existe preocupación en la población debido a que el Gobierno planea extender los monocultivos a fin de obtener agrocombustibles. Esto ocurriría en el área de la Amazonía, que recién sufrió incendios.

LOS TIEMPOS//