CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

Benito Juárez, el admirado y rechazado presidente indígena de México

  • image
  • Hace 2 meses

Desde un remoto pueblo indígena zapoteco, enclavado en las montañas del estado de Oaxaca, nació un hombre que al final de su vida dejó uno de los legados más importantes para México.
Benito Juárez García, quien murió hace 150 años, el 18 de julio de 1872, es considerado como el presidente que instauró el marco de leyes e instituciones que son la base del país actual.
Y es que antes de su mandato, México había transitado por numerosas pugnas por el poder, tenía instituciones endebles y hubo guerras con Texas y Estados Unidos que desmembraron al país.
“La mayor aportación de Juárez y su grupo fue la modernización de México. La creación del Estado mexicano, pues hasta ese momento no había existido el país como nación”, dice a BBC Mundo el historiador Raúl González, un investigador de la vida del expresidente mexicano.
Pero Juárez no estuvo exento de críticas, las cuales persisten hasta la actualidad.
Muchas de ellas proceden de la separación de la Iglesia-Estado que instauró en un país profundamente católico. Pero otras persiguen la imagen de Juárez por aspectos personales, como una supuesta búsqueda del poder a toda costa o hasta el hecho de haber sido masón.
Frente a las acusaciones populares, González ayuda a responder qué hay alrededor de los mitos y verdades del hombre reconocido en la región latinoamericana como el Benemérito de las Américas.
Los orígenes de Juárez
Juárez fue el primer presidente indígena de México.
Nació el 21 de marzo de 1806 -todavía en el Virreinato de la Nueva España- en el pueblo de Guelatao, en el seno de una familia zapoteca.
A los 3 años quedó huérfano, por lo que pasó al cuidado de abuelos y tíos.
EL DEBER//