CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

Critican al Gobierno por abstenerse de condenar invasión rusa a Ucrania

  • image
  • Hace 4 meses

Líderes políticos y expresidentes de Bolivia cuestionaron ayer la decisión del Gobierno de Luis Arce de abstenerse de votar por la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que condena la invasión rusa a Ucrania.

El texto de la ONU “deplora” la agresión rusa contra Ucrania y “demanda” a Moscú que ponga fin y que “retire de inmediato, por completo y sin condiciones” todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente.

El expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé dijo que en este caso no cabía la abstención de Bolivia si ya antes había condenado la invasión. Por coherencia con la Carta de la ONU y la propia Constitución Política del Estado, correspondía apoyar la resolución de la ONU.

En tanto los lideres de las fuerzas opositoras en la Asamblea Legislativa, el expresidente Carlos Mesa y el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, coincidieron en calificar de “indignante” la posición de Bolivia asumida en la ONU.

El también exmandatario del país Tuto Quiroga consideró la actitud de Bolivia como “ignominia internacional”. Acusó al MAS de violar la Constitución, traicionar la causa marítima y dejar al país como “paria diplomático” en el continente.

De los 193 países miembros de la ONU, 141 aprobaron la resolución que condena la agresión rusa, cinco la rechazaron (Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea, Rusia y Siria) y 35 se abstuvieron de votar. Bolivia está entre estos últimos junto a Nicaragua, China, Cuba, Irán y otros.

Los delgados de Venezuela (que apoya a Rusia) y otros 11 países no asistieron a la sesión extraordinaria de emergencia de la Asamblea General de la ONU.

La Asamblea también exige que todas las partes permitan el paso seguro e irrestricto a quienes busquen salir del país, que faciliten la entrada y distribución de asistencia humanitaria, que protejan a la población civil sin distinciones de ningún tipo, y que respeten los derechos humanos.

Deplora “la participación de Bielorrusia en este uso ilícito de la fuerza contra Ucrania y exhorta al país a que cumpla sus obligaciones internacionales”.

Cuestionamientos

“Si condenaste la agresión no cabía la abstención. @MRE_Bolivia ¿Qué valor tiene nuestra adhesión a la Carta ONU y la CPE que rechazan la guerra de agresión como medio para solución de conflictos entre Estados?”, cuestionó Rodríguez Veltzé en su cuenta de Twitter.

El 24 de febrero, a través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Bolivia expresó su preocupación por la operación militar de Rusia en Ucrania y exhortó a ambos países a “preservar la paz”.

“Indignante la posición del Gobierno de Arce que no condena la invasión y ataque indiscriminado ruso en Ucrania y se ‘abstiene’. El MAS viola la CPE, los valores del mundo democrático y traiciona la decisión de los bolivianos ante la paz y la soberanía de las naciones”, publicó Mesa en redes sociales.

Por su parte, Camacho señaló que la abstención de Bolivia es “deplorable”. Acotó que “el Gobierno de Luis Arce vulnera el artículo 10 de la Constitución al no rechazar la guerra y, por el contrario, actúa en complicidad, al igual que las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

De parte del Gobierno, la viceministra Gabriela Alcón afirmó que Bolivia tomó una posición clara a través de un comunicado de la Cancillería, puesto que es un país pacifista y llama a la paz y respeto a la Carta de Naciones Unidas.

La excanciller de Bolivia Karen Longaric Rodríguez  escribió en su cuenta de Twitter: “Mientras las democracias del mundo repudian la monstruosa invasión y agresión de Putin a Ucrania, Bolivia se abstiene de condenarlas en la ONU, violando principios y normas internacionales, además de la Constitución Política del Estado, a la que el MAS se acostumbró a pisotear”.

Para el político Samuel Doria Medina hay desacuerdos en el oficialismo. “El MAS no se pone de acuerdo sobre Ucrania. El Gobierno, Evo y sus diputados tienen posturas opuestas. Bolivia queda mal. Es hora de condenar la invasión con firmeza y a una sola voz”.