CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

El empate frente a Blooming es un bálsamo para Wilstermann

  • image
  • Hace 2 meses

Wilstermann obtuvo ayer un empate esperanzador y reconfortante frente a Blooming (1-1) con vistas al futuro, ya que atraviesa múltiples inconvenientes producto de las deudas contraídas por el anterior directorio.

Si bien el entrenador Cristian Diaz deberá hacer ajustes en las diferentes líneas, principalmente en la ofensiva, los aviadores dieron buenas señales frente a un rival mucho más vigorizado con relación a la pasada temporada.

Cabe destacar el aporte que le confieren al sector de mediocampo los experimentados Alejandro Chumacero, Ruddy Cardozo y Cristhian Machado, y la seguridad que le otorga al arco Pipo Giménez.

Los aviadores se multiplicaron en el terreno de juego para frenar las arremetidas de los celestes cruceños.

A los 11’, el golero  Giménez ahogó el grito de gol de Gastón Rodríguez. Cinco minutos después, Pipo volvió a salvar la caída de su valla tras un cabezazo de Arismendi.

A los 31’ Cardozo, mediante la ejecución de tiro penal, puso en ventaja al cuadro aviador. El juez del encuentro recurrió al VAR para certificar si la falta de Guimer Justiniano sobre Carlitos Rodríguez fue dentro el área.

Sobre los 38’, Rafinha tampoco pudo vencer al meta visitante.

Por si fuera poco, el golero de los aviadores le negó por segunda vez a Rodríguez convertir. Rechazó con esfuerzo el balón tras un mortífero cabezazo del delantero celeste.

El propio Rodríguez estrelló el esférico en el poste, a diez minutos de reanudadas las acciones del cotejo.

Blooming fue un aluvión y Wilstermann apeló al contraataque para llegar al arco custodiado por el portero Uraezaña.

La academia emparejó el marcador sobre los 17 minutos mediante el colombiano Sinisterra, con golpe de cabeza. El árbitro volvió a apelar al VAR para convalidar ese tanto.

Después Valverde, con golpe de cabeza, estuvo cerca de sorprender a Pipo Giménez, pero la pelota se fue afuera.

Sobre el final de la brega, Rafinha y Rodríguez tuvieron la oportunidad de desequilibrar el marcador. Sin embargo, la desperdiciaron originando la desesperación en sus parciales.

LOS TIEMPOS//