CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

El róver Curiosity encuentra nueva evidencia potencial de vida antigua en Marte

  • image
  • Hace 3 meses

Los científicos que evalúan los datos y las muestras del róver Curiosity de la NASA del cráter Gale en Marte, el lugar donde se encontraba un antiguo lago, han hecho un nuevo y tentador descubrimiento: el “carbono orgánico total”, un ingrediente clave para la vida, es sorprendentemente alto en las rocas marcianas que el róver estaba escaneando.
Al examinar los datos de hace ocho años del róver Curiosity, los científicos hallaron en las rocas marcianas niveles de moléculas comparables a los encontrados en las rocas de los “lugares de poca vida” de la Tierra, un descubrimiento fascinante que podría tener notables consecuencias para nuestra comprensión de la antigua vida en el planeta rojo.
Según un comunicado de la NASA, esta es la primera vez que los científicos han podido medir la cantidad total de carbono orgánico en las rocas marcianas.
El carbono orgánico, que es el carbono unido a un átomo de hidrógeno, es un requisito previo para las moléculas orgánicas creadas y utilizadas por todas las formas de vida conocidas.
Conocer la cantidad total de carbono en compuestos orgánicos
No obstante, el descubrimiento de carbono orgánico no prueba de forma concluyente la existencia de vida en Marte, ya que estas moléculas también pueden proceder de fuentes no vivas, como meteoritos y volcanes. Aun así, las nuevas mediciones –aunque estudios anteriores han detectado carbono orgánico en cantidades menores en muestras de roca marciana– permiten conocer la cantidad total de carbono en los compuestos orgánicos.
“El carbono orgánico total es una de las varias mediciones [o índices] que nos ayudan a entender cuánto material está disponible como materia prima para la química prebiótica y potencialmente la biología”, dijo Jennifer Stern del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA y autora principal de un nuevo artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), en un comunicado.
EL DEBER//