CONTACTO

Calle Loa Nº 602

Calle Loa Nº 602

Teléfono

(591-4) 64-62213 / 64-54248
Fundación Acción Cultural Loyola

Militares, en la disyuntiva de salir o no a las calles

  • image
  • Hace 8 meses

Las Fuerzas Armadas comenzaron a sentir la presión del conflicto nacional en defensa del voto un día después de que el presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, anunciara el envío de una carta al Alto Mando Militar para que “se pongan de lado del pueblo” y no repriman las protestas que denuncian fraude electoral. Desde el Gobierno aseguran que cuando se acude a la fuerza militar es porque se busca derramamiento de sangre.

En las Fuerzas Armadas nadie responde si recibieron o no la carta de los cívicos. Sin embargo, fuentes castrenses aseguran que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, William Kaliman, está preocupado por la situación del país. Su angustia, según las versiones, se origina en la disyuntiva: sacar o no a los militares a las calles.

“Camacho (cívico de Santa Cruz) da un ultimátum, un plazo y acude a las Fuerzas Armadas y pide que se incorporen. El que acude al estamento militar está pidiendo sangre, muerte”, dijo ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en el programa El Pueblo es Noticia, que se emite por Bolivia TV.

Un coronel activo, que pidió que no se publicara su nombre, informó que Kaliman ha escuchado muchas opiniones en los últimos días porque se ha reunido con muchas personas para analizar las consecuencias de salir o no a las calles para reprimir a las personas que están protestando para denunciar un presunto fraude electoral.

De hecho, una de las conclusiones es que de cualquier forma puede enfrentar responsabilidades posteriores. Por un lado, el peso por las pérdidas de vidas y, por otro, las consecuencias políticas en caso de que se resista en atender una orden presidencial.

En criterio del presidente Evo Morales, los dirigentes de las protestas buscan que se produzcan muertos en las FFAA y la Policía para responsabilizar al Gobierno

Sin embargo, Luis Fernando Camacho dijo todo lo contrario el sábado por la noche. En su discurso, agradeció a las FFAA por no haber efectuado un “disparo contra el pueblo” en los 12 días de protestas para exigir el respeto al voto de los ciudadanos. En la oportunidad, el líder cívico cruceño pidió a los militares que mantuvieran esa conducta.

Este medio intentó comunicarse con el general William Kaliman para conocer su criterio sobre el momento que atraviesa el país, pero el jefe militar no contestó.

Mandos medios

La semana pasada circuló la versión, corroborada por fuentes militares, de que la solicitud de militarizar la Casa Grande del Pueblo ante un eventual golpe de Estado, fue rechazada por los comandantes de la Armada, del Ejército y de la Fuerza Aérea.

El 24 de octubre, un supuesto grupo de oficiales en servicio activo envió desde Cochabamba una carta en la que hizo una recomendación, ante esta escalada de violencia en el país. “Con la experiencia de los sangrientos hechos ocurridos en octubre de 2003, cuando perdieron la vida 70 ciudadanos y a fin de evitar futuros enfrentamiento con nuestro pueblo, respetuosamente solicitamos a su autoridad, no participar en tareas de represión contra nuestros hermanos ciudadanos, solicitud que hacemos todos los oficiales superiores y subalternos de las tres fuerzas, ante el pedido y clamor del pueblo boliviano”.

EL DEBER